jueves, 17 de diciembre de 2009

lo que sucede en la mente de una veinteañera

Casi media noche y continuaba horneando, respiraba profundo, lento y largo, con olor a canela, a manzana.

-No sé porqué se empeñan en conciderarme una inútil, no sé cuando van a entender los que me rodean, que simplemente hago lo que quiero y cuando quiero... que nada me limita, que jamás lo hará-

Afuera el viento suena y retumba contra los cristales, y las  hojas rodando por la calle van creando una especie de música confesional.

-Le contesté a mamá como adolescente en pleno berrinche... "soy Lesbiana y uso drogas"...   No sé porqué ultimamente disfruto de darle esos momentos de estrés, es mejor que no se creen buenas espectativas de mi.

Su tono de piel cada segundo es más rojo, se está ruborizando,  se impacienta, es el calor del horno...  pero de pronto sonríe como quien se acuerda de su última travesura... 

-Me encanta la cara de las  mujeres recatadas y  hacendosas al oírme decir... "estoy a favor de la legalización de la marijuana" sí, también apoyo el derecho a decidir...   Me encanta que me pinten esos cuernos enormes y esa cola de diabla, que abran sus caras de susto, que piensen tanta barbaridad de mi... quizá me conviertan en un mito  urbano para sus pequeñas mentesitas que no pueden ocupar sus neuronas maltratadas en otra cosa que no sea la vida ajena... mientras tanto yo me divierto, me pinto el cabello de tono escandaloso-

No deja de mover el pie izquierdo, está sentada en aquel banco,  aún no se da cuenta que descubro sus pensamientos... 

-Mamá dice que voy de mal en peor y Papá la apoya,  yo en realidad creo que mejoro... Me encataría que platicaran con el ultimo idiota que se me alejó por tener la mente tan abierta y las piernas tan cerradas.  A veces me encantaría que realmente supieran quién soy..  pero me duele darme cuenta que  no han sido capaces de conocerme, que no se dan cuenta que estoy enamorada de nuevo, que me brillan los ojos,  que allá afuera todo el mundo lo nota... que jamás consumiría drogas y que por supuesto me encantan los hombres, que no cometería errores que atentaran contra mis planes de vida. y que mis planes son buenos, que más que nunca le pido a Dios que me ayude, que me preocupo más por amar al prójimo que por joderlo con críticas sobre sus errores... en fin... como quisiera que mis padres supieran quién soy... pero que crean lo que quieran, total, su sufrimiento es válido, se lo merecen por no conocer a su propia hija-

0 comentarios:

Publicar un comentario

yo también quiero leerte!