domingo, 21 de febrero de 2010

luna¿

La luna está detrás de mi, le doy la espalda, pero siempre me grita bajito mi nombre y me dice, -acuerdate-... Me desquicia, me arroja en pedazos de estrellas, la memoria, el goce de mis antepasados que me pone a hervir la sangre, que me inquieta, que me roba el sueño y la poca tranquilidad en la que me refugio mientras duermo...
Sí, es ella, siempre ella la dueña de cada insomnio. No importa que voltee mi cama de mil modos, no me le puedo esconder, se asoma por mi ventana, se cuela por cualquier rendija, y me atrapa, ay esta luna, me quiere para ella, despierta, sin dormir, con ojeras, quiere que me salgan garras como buena licantropa que soy, y cuando al fin volteo a ver su rostro se burla de mi.

sábado, 20 de febrero de 2010

No sé, lo que no sé


-¿sabes qué es el amor?-
No, pero sé que cada vez que escucho su voz mi corazón no deja de palpitar de modo veloz
No, pero no puedo imaginarme la vida sin sus ojos de pez, un pez verde que nada en aguas profundas y cálidas en las que termino sumergida y por las que simplemente me dejo arrastrar
No, pero no pretendo tomar decisiones en las que su nombre no me cubra las espaldas, me abrace de costado y me de seguridad
No, pero  ya no me siento tan mal al parecer mujer de las cavernas por esperarlo tranquila en esta cueva mientras él retorna de la búsqueda del mamut,
No, pero sé que no existe otro amigo como él a quien le pueda contar los temores más profundos de mi alma y quien con sólo mirarme me de la tranquilidad que necesito,
No, pero no hay otro silencio que me haga sentir más cómoda que el suyo
No , pero sé que sus manos son cóncavas y encajan perfecto en la redondez de mi cuerpo
No, pero sé que no existen risas más genuinas que las que me producen sus bromas que aún no soy capaz de comprender, que quizá nunca entienda
 No, pero sé que a su lado, me siento protegida, como una burda mujer decimonónica, a la que todo el dolor de las que venían antes que yo, no le importan cuando sus palabras la enferman de este modo
No,  pero la casita pequeña, los hijos y el perro se me instalan en la cabeza
No, pero su hombría plena de caballero de este siglo me trae a la realidad y me empuja a tomar esos espacios que para las otras de otros tiempos estuvieron prohibidos
No, pero es el mejor maestro que he tenido y de quién tengo tanto que aprender
No, no sé lo que no sé,  pero ¿de qué sirve saberlo?

sábado, 13 de febrero de 2010

gris

A veces, soy como la que sueña que todo lo que teme le acontece... lo peor no es que suceda de madrugada, uno bien podría soñar de noche... lo malo es cuando me ataca este viento frío y oscuro, y volteo al rededor y no existe nadie para defenderme... es cuando entro en la conciencia exacta y absoluta de que estoy sola... pero sola vine al mundo, supongo que sola me iré... hoy estoy gris... sin motivos para estarlo?.. quizá... el caso es que estoy gris