domingo, 11 de abril de 2010

de segundas partes


Sadness
Originally uploaded by Nwardez
Dicen que las primeras temporadas siempre son las mejores, las primeras partes de las películas o los grupos musicales antes de desintegrarse y hacer penosos reencuentros, salvo sus contadas excepciones (que no descarto), pero por regla general, es mejor quedarse con lo primero, porque si nos damos la oportunidad de una segunda temporada, ésta puede resultar muy dolorosa, mucho más que la separación de la primera, con la desventaja de la pérdida de aquello que se tuvo, con la añoranza despedida, la magia esfumada y los recuerdos torcidos, sensación que nos deja en la calle de la desilusión… y desilusionarse es terriblemente feo…

Tan feo como ir a buscar el bar en el que te ponías más alegre de lo común a muy bajo costo, donde podías simplemente platicar como desenfrenada (gracias a los efectos de la bebida de la casa) y desde muy temprano darle inicio al ritual con algún juego, pláticas descomunales mientras respirabas el aire hediondo y sentías lo pegajoso de la barra o de las sillas. Es como si aquel bar que tanto te llegó a gustar fuera reubicado después de haber estado cerrado y cuando llegaras, encontraras un espacio que parece casa; limpio, sin borrachos ofreciéndote su silla o queriéndote sacar plática entre tus amigos, con risas opacadas por música de Madonna, -¿qué demonios es esto? - te preguntarías, a tal grado, que después de observar el espacio en el que estás por cerca de una hora, decidirías no probar la bebida especial, por miedo a que el sabor se te borre de la boca, mejor así… y seguir recordando a qué sabían los “chuchus”….

Es como reencontrar a tu mejor amiga de la infancia, aquella con la que descubriste prácticamente el mundo, a la que le contaste las aventuras de tu primer novio y por supuesto, quien te echaba aguas para que no te viera tu mamá, con la que disfrutaste discos de Soda Estéreo y los Cranberries y quien amaba los perros de la calle y soñaba con tener un asilo para ellos, con quien además, conviviste hasta los 15 años y siempre en español, es como si pervirtieran el recuerdo de tu infancia, de tu adolescencia, o quemaran el libro que fue el pacto de que siempre serían amigas a pesar de la distancia, como si de pronto un día, sin más ni menos te la toparas por facebook y te deras cuenta que no sabes quién es ella, que además de no decirte ni hola en español porque ya no lo habla, todo te indica que le late el reggaetón y te enteras que es una soldada americana más patriótica que el tío Sam...

Es como toparte un viejo amor echo verdaderamente una porquería y dando lástimas, percatarte que aquel que pensabas que era un trasgresor y un artista, ahora sólo se comporta como un payaso que no entiende que los tiempos cambian y se debe madurar, como descubrir al verlo, que a pesar de que alguna vez te erizó la piel con sus besos, hoy sólo es un feo más deambulando por allí y en estado de ebriedad y es como  darte cuenta que aquella pipa que se te hacia tan sexy, ahora te parece verdaderamente ridícula y posera con todo y su dueño…

Y al fin de cuentas,es como ya lo dijo alguien, mejor que yo “Como descubrir que ese poema que te hizo llorar a la noche, al día siguiente apenas te interesa.”(Subiela).

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha pasado. Aunque como en la analogía que hice de que una buena amistad es como un programa exitoso, en la segunda temporada se demuestra su valor. Desafortunadamente no siempre ocurre y el recuerdo perdura ante la inaceptable realidad.

Israelo fatso

olivaresm dijo...

Segunda oportunidad, segunda parte, segundo capitulo de muchos... como se le llame siempre fue precedido por algo especial. Tan especial que los recuerdos y enseñanzas no hacen mas que darle forma a todo lo demás, a lo que venga.

magnolia dijo...

que bonito post, me gusta y todo el blog, es muy Karlita, un abrazo

Anónimo dijo...

Es como si te encontraras con que aquella persona de carácter noble e inocente (un poco torpe), se ha convertido en una persona de mundo que se empeña en borrar todo lo que fue (cuando en realidad sigue siendo eso que era, y no ha entendido que es eso lo que la hace especial), aparentando lo que no es. Su gran defecto, su visión empañada del mundo.

muchacha corazón de tiza dijo...

es como pretender que las cosas no cambien, que las manecillas del reloj no avancen, porque nada ni nadie, puede ser siempre lo mismo... porque el ser se conforma, no es estatico... porque esta que soy es la que debia ser a esta edad y "no me arrepiento de nada como diria la Edith Piaf"

Anónimo dijo...

Entonces no seas hipócrita, ni hables de que las segundas partes no son buenas. Que tiene de malo el no perder nuestra integridad como personas (o por lo menos lo más escencial, lo que nos hace quienes somos). Haz pensado que tu también cambiaste, y que tu también haz podido desilusionar. Porque para ti es muy fácil hablar de la realidad de los demás, pero a pesar de que piensas que eres muy autocrítica no lo eres, por eso te gusta mucho disertar de los otros, pero mirarte a ti misma en silencio no puedes. Es cierto tú decides quien quieres ser (muy respetable); pero tu también respeta lo que los demás son ahora.

Anónimo dijo...

Tú escrito es una tontería, primero críticas las segundas partes, y luego te quejas de que tu viejo amor el artísta no cambia y no madura.

magnolia dijo...

zaz tienes fans de closseeett!!

muchacha corazón de tiza dijo...

querido lector anónimo: mi escrito es mío y aunque lo dude usted, en silencio y frente al espejo es cuando mejor escribo... no quiero resultarle incómoda, pero como yo digo lo que quiero, afirmo que a mi no me gustan las segundas partes, no critíco, sólo digo que mejor uno se quda con aquello que tuvo la primera vez, porque yo así soy, prefiero cambiar de amores, de bebidas, de amistades o de tinte de cabello, lamento si eso decepciona a otros, mientras no me decepcione a mí misma todo esta bien... Yo así soy, gris, blanco y negro, depende del mood, ¿me conoce? eso es ser íntegro, porque yo lo que digo que soy, eso soy... por cierto,yo soy Karla Licano, y usted?

Anónimo dijo...

ma chi sei il rugantino????
ce l ho con l anonimo...
Paolo Imperitura

Anónimo dijo...

Questa maschera impersona un tipico personaggio romanesco, er bullo de Trastevere, svelto co' le parole e cor cortello, il giovane arrogante e strafottente ma in fondo buono e amabile. L'aspetto caratteristico di Rugantino è l'arroganza, infatti il suo nome nasce dalla parola romanesca ruganza ovvero "arroganza".

Cor cappello a du' pizzi, cor grugno lungo du' parmi, co' 'na scucchia rivortata 'nsù a uso de cucchiaro, co' no' spadone che nun ce la po' quello der sor Radeschio, e co' le cianche come l'Arco de Pantano, se presenta, Signori mia, Rugantino er duro, nato 'nsto piccolo castelluccio e cresciuto a forza de sventole, perché ha avuto 'gni sempre er vizio de rugà e d'arilevacce »
PAOLO IMPERITURA

Anónimo dijo...

Yo estoy en el mood de ser anónimo. Me da pena porque hablas de las personas como si fueran objetos desechables, hoy tengo ganas de ser tu amigo; pero mañana quien sabe. Cuando la amistad y el amor en realidad son y deben ser todo lo contrario, y tú sabes que es así. Solo te digo algo, que hay alguien que sigue siendo el mismo siempre, aunque pasen los siglos (su amor no cambia). Te agradezco que te tomarás el tiempo de contestarme, y al italiano también (si tuviera blog lo leería, es bueno). Ojalá que la tónica de tus escritos no fuera tan frívola,y no soy tu fan de closet, te respeto, pero no me gusta tu postura. Gracias por permitirme leer tu blog. Ciao.

muchacha corazón de tiza dijo...

Paolo, gracias por la explicación, mi amor,(or cierto, el italiano es mi novio)...

Amigo anónimo... Yo sé que el amor nunca deja de ser, prueba de más que si cambia, entonces no era amor,¿y qué hay de malo en ello?, todos necesitamos aprender de nuestros errores...Ahora bien, no sé a qué llames frivolidad, ¿al desencanto que expreso por circunstancias?, querido lector, yo no hablo de las personas como objetos, yo hago cuentos, metáforas e historias, Y puedo decirte con certeza que aquellos que son mis amigos o amores verdaderos, (familia, etc.) saben quien soy... Pero entiendo a qué te refieres o a dónde quieres llegar con todo esto... Y déjame decirte que yo sé quién soy, de quién soy hija, y sé perectamente que no cambia, pero Él me creó, así como soy... con mis contradicciones, emociones y Él no me juzga, siendo el único que tiene potestad de hacerlo... gracias por leerme, pero no puedes saber lo que hay en mi corazón.. porque lo más genial de todo es que Dios no se desilusiona d mi, porque sabe como soy, como era y como seré... y tampoco se "awita" porque voy a un bar de mala muerte o soy "enamoradiza"... gracias por leerme, todos y todas son bienvenidos en mi blog! D

Anónimo dijo...

Bueno ojalá que estas palabras que por fin me suenan más coherentes, te hagan reflexionar, y te permitan darte cuenta que así como Dios no te juzga a pesar de lo contradictoria que eres, tu no debes juzgar la vida del artista (aunque sea inmaduro o como sea) o de aquella u otra persona. Si Dios no se awita porque tu vayas a un bar de mala muerte, tu porque si te awitas de lo que hace él (tu tampoco conoces su corazón). Dios sin duda, es un Dios de segundas partes, porque aunque cambies,te tropiezes,o lo desilusiones, siempre tiene sus brazo abiertos para tí...

Te sigo leyendo, escribiendo no creo, pero leyendo sí...

Publicar un comentario

yo también quiero leerte!